Cáncer de mama

19 de octubre

Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama

Las mujeres que sufrieron cáncer de mama se sienten aliviadas al finalizar el tratamiento, pero este momento también puede ser inquietante, ya que se pueden sentir preocupadas de que el cáncer regrese, o sentirse solas al no estar asistiendo de manera frecuente al hospital.

Para algunas mujeres con cáncer de mama avanzado, puede que éste nunca desaparezca por completo y que continúen con los tratamientos, como quimioterapia, terapia hormonal, u otros, para ayudar a mantener el cáncer bajo control y ayudar a aliviar los síntomas de la enfermedad.

Aprender a vivir con un cáncer de mama que no desaparece puede causar por sí mismo incertidumbre.

Cualquiera que sea la situación de la mujer sobreviviente de cáncer de mama, la realidad es que los médicos estarán vigilándola aun cuando haya completado el tratamiento. Y, si el cáncer regresa, las opciones de tratamiento dependerán del lugar donde regresó, qué tratamientos ha recibido anteriormente y del estado de salud actual.

Panorama general del cáncer de mama

Por Silvia Álvarez Maldonado, Cirujana Oncóloga Adultos

El panorama del cáncer de mama en México en una situación muy comprometida para las mujeres ya que es una enfermedad frecuente que tiene una gran mortalidad. En cuanto al panorama mundial, México es un país que tiene una gran cantidad de pacientes afectados por cáncer. Los cánceres más frecuentes de forma general van a ser el de mama, seguido por el de próstata, el de colon.

Las mujeres deben estar muy atentas y no confiarse, no esperar a que el cáncer se manifieste como un tumor sino realizar sus estudios de forma oportuna. En México se recomienda que toda mujer mayor de 40 años se haga su mastografía cada dos años porque es precisamente cuando se detecta, en una etapa donde no se palpen, donde no se tenga cambios a nivel de la piel, del pezón y del área mamaria, donde a las pacientes les va a ir mejor.

Reconstrucción mamaria

Por Pedro Grajeda López, Especialista en Cirugía Plástica

En términos generales, la reconstrucción mamaria tiene como objetivo que la paciente recobre la imagen corporal que perdió después de la mastectomía o de la amputación de la mama dañada.

La reconstrucción mamaria se divide en dos tipos: una inmediata y una tardía. La reconstrucción inmediata es cuando el oncólogo decide que, por las características de la paciente, las características del tumor con el que está cursando pueden ser susceptibles de manejarse rápidamente de manera conjunta con una reconstrucción en el momento de la mastectomía.

Si las pacientes son candidatas a una mastectomía y después terapia adyuvante con radioterapia, la paciente en términos generales entra al tipo de reconstrucción diferida o tardía. En esta reconstrucción han pasado todos los eventos oncológicos: la mastectomía, toda la terapia adyuvante como la radioterapia y la quimioterapia. El mayor número de casos en nuestra población se detecta en etapas tardías, en etapas en las cuales la radioterapia acompaña mucho a la mastectomía.

Tratamiento Linfedema

Por Diego Francisco Paniaga Alcántar, Fisioterapeuta Oncológico

El tratamiento para una paciente que presenta Linfedema es una terapia congestiva completa, lo principal es el drenaje linfático manual y un vendaje compresivo. ¿En qué consiste el drenaje linfático manual? Más que nada, en llevar toda esa linfa que a lo mejor está acumulada en la zona del brazo hacia otras regiones ganglionares, las cuales nos permitan poder auxiliar a la región donde ya no están los ganglios completos para que toda esa linfa la podamos drenar hacia algún otro lado.

El vendaje, lo que nos va a ayudar es permitir esa compresión, esa resistencia para que posterior al drenaje linfático manual, que activamos todas las zonas ganglionares. El vendaje se usa en un tratamiento intensivo todo el día: en la mañana y en la noche, la paciente se tiene que dormir con sus vendas. La paciente acude con nosotros, damos su drenaje linfático manual, posterior a eso damos su vendaje y así como la mandamos vendada, así tiene que llegar al otro día.

Las pacientes mientras menos inflamación tengan, el tratamiento va a ser mucho mejor, van a ser menos sesiones y el brazo va a reaccionar de mejor forma pero aunque la paciente tenga una inflamación muy grande del brazo, acudan con un fisioterapeuta oncológico porque puede haber una solución.

Ultrasonido

Por Rubí Espejo, Médico Radiólogo

El ultrasonido es un método que no es invasivo, es un método donde no hay radiación como en el caso de la mamografía, son frecuencias de sonido. Estas frecuencias de sonido trabajan conjuntamente con la mamografía para hacer el complemento ideal a la hora de la detección, es un método que anda a la par con la mamografía, ninguno de los dos elimina al otro.

El ultrasonido mamario es un método que por las características mismas de la glándula mamaria va a ofrecer información importante que no nos daría la mamografía, a partir de los 30 años podemos hacernos un ultrasonido mamario sin ningún problema. Los equipos hoy en día diseñados para la mamografía no hay radiación en exceso, la radiación que hay es la justa y necesaria para hacer un diagnóstico.

La mamografía se debe hacer cuando la mujer no tenga molestias. Por las condiciones mismas de los ciclos menstruales, hay algunas mujeres a las que les duele la mama cuando están menstruando, pero a otras les duele cuando están ovulando, lo que tienes que hacer es hacértela cuando no te duela.

Programa completo

Comentarios cerrados