NO a la violencia contra las mujeres

De acuerdo con la ONU, la violencia contra las mujeres y las niñas es una de las violaciones a los derechos humanos más graves, extendidas, arraigadas y toleradas en el mundo.

Y las medidas de aislamiento social por la pandemia de Covid-19 hicieron más visibles las desigualdades y la discriminación que viven las mujeres no sólo en México, sino a nivel mundial.

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer es un buen momento para reflexionar sobre la brutal agresión que viven las mujeres de todas las edades en nuestro país, y para poner en práctica acciones que acaben con esta situación.

Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida libre de Violencia

¿Sabías que la tarea de prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres es responsabilidad de los tres niveles de gobierno? ¿Y que, para garantizarlo, existe la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida libre de Violencia?

Esta Ley es un instrumento jurídico para refrendar el derecho de las mujeres a la igualdad en todos los ámbitos, a no ser discriminadas, a vivir sin violencia y a la libertad. La dignidad humana de toda mujer debe ser respetada y todas tienen derecho a saber. Infórmate.

Distanciamiento físico (Covid-19) y violencia

Durante el distanciamiento físico a causa del Covid-19, la violencia familiar se ha incrementado en todo el mundo. México no es la excepción: las mujeres y niñas estamos en peligro en donde deberíamos de estar a salvo.

Si sientes que tu seguridad o la de tus hijas o hijos está en riesgo:

  • Habla con una amiga o vecina y acuerden un código de alerta.
  • Prepara una mochila de emergencia.
  • Llama al 911.

Tipos de violencia

La ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia reconoce cinco tipos de violencia:

  • La psicológica, es decir, cualquier acto que dañe su integridad emocional.
  • Física o cualquier acto que implique daños a su cuerpo, ya sea que deje lesiones o no.
  • Violencia sexual o actos que degraden su cuerpo.
  • Violencia económica.
  • Y violencia patrimonial.

Toda mujer merece vivir en un ambiente que reconozca y respete su integridad como ser humano.

Violencia de género

¿Sabías que la violencia de género puede ser ejercida en muchos contextos y situaciones?

Si un compañero en tu trabajo o un maestro actúa contra ti, dañando tu autoestima, salud, integridad, libertad o seguridad, está ejerciendo violencia laboral o docente. Sin importar si lo hace una o varias ocasiones, la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia está para proteger este derecho de las mujeres en sus relaciones laborales y de docencia.

Sin importar el lugar, toda mujer debe poder desenvolverse libre y sanamente.

Violencia institucional

¿Sabías que, si una funcionaria o un funcionario público realiza actos que entorpecen o impiden el ejercicio libre de los derechos humanos de las mujeres, o el disfrute de políticas públicas destinadas a combatir la violencia, están ejerciendo violencia institucional?

La Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, señala, en los tres órganos de gobierno, la obligación de organizar su quehacer de manera que sean capaces de asegurar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia.

Toda mujer debe tener acceso a la correcta impartición de justicia y a las políticas públicas destinadas a ello.

Feminicidio

¿Sabías que el término “feminicidio” se ha acuñado para visibilizar la violencia contra la mujer?

El feminicidio es la forma más extrema de violencia contra la mujer, es el producto de la violación de sus derechos humanos que conllevan impunidad y puede culminar en su muerte.

La Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia define este tipo de agresiones con el fin de prevenirlas.

Toda mujer tiene derecho a vivir una vida libre de violencia.

Lenguaje incluyente y no sexista

Por Roberto Guadarrama, Psicólogo, especialista en autoconocimiento, sexualidad y relaciones humanas en terapia de encuentro

El lenguaje incluyente y no sexista busca visibilizar aquello que no se nombra y, por otro lado, evitar seguir descalificando, humillando, violentando.

Tanto el lenguaje sexista como el lenguaje que no incluye son formas de violencia cultural. Desde la Propuesta de Educación para la Paz así entendemos la forma de violencia cultural y, por mínima que parezca, está ligada a lo que conocemos como micromachismos: aquellos machismos que invisibilizamos o tratamos de no ver y que son parte de la vida cotidiana.

Por lo tanto, el lenguaje incluyente y no sexista es una de las formas que, en conjunto con muchas otras acciones, busca que la sociedad deje de ejercer violencia contra las mujeres.

Unidades de atención y prevención de la violencia de género, Lunas

Por Ingrid Gómez Saracíbar, Secretaria de las mujeres en la Ciudad de México

Las Lunas son Unidades territoriales de atención y prevención de la violencia de género, hay 27 sedes. Aunque la mayoría de las mujeres acude por atención y prevención de violencia de género, se le atiende, orienta e informa sobre todo tipo de atención que ella requiera.

Cuando se detecta un problema de violencia, se evalúa el riesgo del evento y de las condiciones de la mujer, para brindar el mejor apoyo posible.

Programa completo

Comentarios cerrados