SABER VIVIR

MIÉRCOLES: SABER VIVIR

De 9:00 a 11:30 horas

Si quieres saber cómo alcanzar bienestar emocional, aquí en Saber vivir te damos algunas ideas.

Miedo, alegría, tristeza, enojo, dolor, quién no ha vivido situaciones que le han marcado la vida.

Las heridas del alma deben sanarse para que no nos destruyan y el diálogo es una de las herramientas terapéuticas más valiosas con la que todos y todas podemos procesar el dolor que generan las situaciones difíciles que la vida nos presenta.

Explorar el discurso de las emociones y los sentimientos permite nombrarlos y lo que se nombra EXISTE. Cada historia que presentamos es una lección de vida.

Acompáñanos en este recorrido y juntos encontremos respuestas que nos hagan ser mejores seres humanos.

Dada la popularidad del término “persona tóxica”, cabe decir que en ocasiones hacemos un pequeño abuso del mismo, por lo que es necesario aclarar que la palabra tóxica se refiere al comportamiento y conductas de las personas; debemos ser objetivos y, ante todo, ser conscientes del efecto que estas conductas tienen sobre nosotros.

Cuando imaginamos cómo deberían ser las cosas, tendemos a aferrarnos a esa expectativa, y si algo no sale como queremos, sufrimos. Hoy en día vivimos en una sociedad que nos exige una perfección irreal. Debemos tener los mejores cuerpos, más dinero, el mejor trabajo, aparentar felicidad absoluta en las redes sociales…

Cuando se habla de la identidad mexicana vienen demasiados símbolos a la mente, pues se trata de un país multicultural. Es fácil identificar un sombrero de charro, los tacos, la canción de El cielito lindo o La negra, pero esto es solo una parte ya que como resultado del mestizaje que vivimos hay demasiados elementos vinculados a lo mexicano.

¿Quién no se ha equivocado en algo alguna vez?, ¿quién no ha sentido la sensación de fracaso? Seguro alguna vez te has preguntado ¿tanto esfuerzo para qué? ¿para volver a intentarlo si voy fracasar? Lo cierto es que todos nos hemos sentido vencidos en algún momento de nuestra vida.

El enojo es una de las emociones que tiene muy mala fama, se le considera algo malo, destructivo, que es necesario reprimir, evitar u ocultar, pero no solo sirve para hacernos sentir mal, protagonizar peleas innecesarias, decir cosas de las que después nos arrepentiremos y no medir las consecuencias de nuestros actos, sino que también nos puede beneficiar.

El término soledad tiene distintas connotaciones, tanto positivas como negativas, en ella pueden existir sentimientos de placer y de bienestar asociados a ese estado que en muchas ocasiones resultan más difíciles de entender y aceptar culturalmente debido al significado que conlleva éste término en la sociedad actual.

¿Alguna vez has traicionado o te han traicionado?

Cuando hemos confiado mucho en una persona y nos traiciona, nos deja una herida emocional difícil de sanar. De repente la confianza se desmorona y nos preguntamos ¿quién es realmente esa persona?, ¿qué le hizo faltar a la confianza que le deposité? ¿cómo pudo traicionarme? ¿podré superarlo y volver a confiar?

Sientes que nadie te entiende, cargas el peso del mundo en tu espalda, estás agotado sin saber por qué, lloras sin ningún motivo… Tras este panorama, es poco común que exista evidencia de una auténtica conciencia emocional, por el contrario, esta amalgama de sensaciones internas son como espinas invisibles que nos quitan el aire, nos boicotean y nos convierten en una sombra de nosotros mismos.

Hablar de confianza es entender cuáles son todos esos elementos que generan certezas, que generan esperanza, que generan seguridad respecto a que algo va a suceder o respecto a que alguien va a hacer algo a favor de nosotros y, por lo tanto, la desconfianza es el rompimiento de todos esos vínculos.