PAREJA

VIERNES: PAREJA

De 9:00 a 11:30 horas

La vida en pareja es una de las relaciones más complejas que establecemos a lo largo de nuestra vida, por ello, Diálogos en Confianza, profundiza sobre cómo construimos nuestros vínculos amorosos, de qué forma podemos llegar a acuerdos y cómo nos hacemos responsables de nuestras decisiones.

Si quieres tener una vida en pareja sana, física y emocionalmente,  una relación equitativa y libre de violencia, además de una convivencia basada en el respeto, te van a interesar y atrapar los temas que presentamos cada semana.

En Diálogos en Confianza creemos que todos los seres humanos tenemos derecho al placer y a estar informados para ejercer una sexualidad responsable.

Nosotros, al hablar de parejas reconocemos que existe una gran diversidad de formas de establecer vínculos erótico afectivos y que los rostros del amor se presentan distintos dependiendo de la historia de cada hombre y cada mujer, por lo que las dudas no pueden resolverse por medio de consejos fáciles. No hay recetas, pero lo que sí hay son ingredientes fundamentales para que una relación funcione: amor, comunicación y respeto.

Durante el enamoramiento es poco probable que las peleas en pareja sean una amenaza para terminar la relación, por lo que no nos cuestionamos ¿cómo podríamos resolver un conflicto? Y es que, pensamos que el amor es suficiente para resolver cualquier desavenencia, pero conforme profundizamos en la relación, nos damos cuenta que no basta con amar a alguien para superar nuestras diferencias.

Muchos dicen que no necesitan un papel para demostrar el compromiso con la pareja y, por lo tanto, deciden que casarse no es necesario. Pero ¿te has preguntado si lo que necesitas firmar son más bien acuerdos sobre el patrimonio que se obtiene durante la relación de pareja?

Esta es la pregunta que viene a nuestra mente cuando conocemos a alguien que nos gusta tanto que fantaseamos con tener una relación más profunda; o, cuando estamos al inicio de una relación con la persona que nos atrae, que deseamos que dure para toda la vida, pero, ¿realmente eso basta para que considerar que es amor?