La felicidad de tus hijos e hijas

Si crees que la felicidad de tus hijos e hijas depende de lo que hagas puedes estar, literalmente, convirtiéndote en su esclavo. A todo vas a tener que decirles que sí, a nada vas a poder negarte, todo el tiempo vas a estar tratando de resolverles la vida y eso no va a generar felicidad ni para ellos ni para ti.

Entonces, ¿qué es lo que sí te toca hacer? Primero, entender que la felicidad es algo pasajero, que no se puede sostener porque su misma naturaleza es efímera y cambiante. Luego, puedes ayudarlos a encontrar lo que les genera satisfacción en la vida.

En Diálogos en confianza creemos que perseguir la felicidad para nuestros hijos e hijas no debe convertirse en una tortura para nadie, pues ésta no se consigue haciendo que los hijos hagan lo que deseamos los adultos y menos, doblegando sus personalidades.

¿Necesitan nuestros niños y niñas experimentar el descontento y la frustración para valorar los momentos de alegría? ¿Es responsabilidad de los padres el que los hijos e hijas sean felices?

Vinculación entre padres e hijos

Una pregunta frecuente que mamás y papás nos hacen a través de las redes sociales de Diálogos en Confianza es la siguiente: ¿Es necesario que el padre y la madre deban estar presentes y disponibles todo el tiempo para sus hijos?

Un estudio de 2016 publicado por la Universidad de Edimburgo titulado Vinculación entre padres e hijos y su efecto positivo en la salud mental de adolescentes e hijos adultos. Lo interesante de este estudio es que algunos padres, madres y cuidadores daban por hecho que cuidar a los niños y las niñas implicaba controlarlos. A partir de lo que los cuidadores entendían por control, los investigadores dividieron en dos grandes grupos a los padres y madres, había un grupo que controlaba la conducta y otro que controlaba las reacciones psicológicas de sus hijos e hijas.

Los investigadores vieron que los padres y las madres que controlaban las reacciones psicológicas de sus hijos, a largo plazo tenían hijos e hijas menos felices que aquéllos que ponían más atención al control de la conducta.

Expresión cultural de la felicidad

¿Qué haces cuando estás feliz?, ¿te pones a cantar?, ¿te dan ganas de reír y abrazar a todo el mundo?

No importa que sea Japón, Finlandia, Estados Unidos o México, la felicidad es una de las siete emociones universales que, nada más por ver el rostro de la persona sabemos lo que siente y su poder es tan fuerte que con el solo hecho de ver a una persona feliz, nosotros podemos experimentar un poquito de su felicidad.

Aunque es una emoción sumamente contagiosa, hay muchos caminos para llegar a ella. De hecho, la felicidad está asociada con el entorno social en que nos movemos y a veces, tanto nuestras formas de expresarla como las fuentes de la felicidad cambian de cultura en cultura.

¿Y en los mexicanos?, ¿qué cosas nos hacen felices, el dinero, la igualdad social o el conseguir títulos académicos? De acuerdo con la revista electrónica “Conecta” de El Tecnológico de Monterrey, la comida, la familia, la música, el humor y las tradiciones son las cosas que a las y los mexicanos nos llevan a vivir felices y contentos ¿Qué opinas?

Programa completo

Comentarios cerrados