Familia: Mejores ciudadanos

Mamá, papá, si te preguntáramos por los valores que le estás enseñando a tus hijas e hijos para que sean mejores ciudadanos, ¿qué nos dirías? A lo mejor, nos podrías contar cómo les has enseñado el amor por México, por sus tradiciones, los símbolos patrios y tal vez, hasta un poco de amor por su cultura particular.

Hoy en día, México está atravesando una serie de cambios que nos llevan a plantearnos la necesidad de educar a nuestros niños y niñas para que sean no solo personas con valores cívicos sino mejores ciudadanos, es decir, hombres y mujeres que no solo conozcan sus derechos y obligaciones, sino que, además, participen para preservar los valores de la democracia.

Muchas veces, los valores de la ciudadanía comienzan con las cosas que hacemos en la familia. En tu familia ¿cómo participan los niños y las niñas?, ¿les pides que colaboren con valores relevantes?, ¿les ayudas a respetar y a admirar a los niños y niñas de otras familias mexicanas?, ¿tu familia se mueve en valores democráticos?

Construcción ciudadana

Por Claudia Alonso Pesado, Consultora en Género

La participación está asociada a la información, la ciudadanía implica una responsabilidad tuya frente a los otros e implica obligadamente que para conocer a los otros, a lo que te quieres implicar. La participación de niñas, niños, en edad infantil y en la adolescencia se va complejizando porque en tanto tú vas participando, vas construyendo habilidades conforme a tu madurez, conforme a tu capacidad de desarrollo cognoscitivo.

Si a una niña o un niño menores de cinco años, tu les enseñas que hay tareas en casa y que en esas tareas todos debemos responsabilizarnos y les enseñas cómo funciona la licuadora, la lavadora, la escoba, les estás desarrollando esas habilidades que las van a ir poniendo en práctica, conforme a su madurez, a sus facultades motrices y cognoscitivas.

Entonces, en la adolescencia ya tienes a una persona en donde se desapega de sus padres y de sus familias, quieren entrar en una relación más directa con sus pares, con las y los jóvenes y esa la adolescencia además implica retar a la autoridad. El derecho a la participación para construir ciudadanía es permitirle incluso a ese joven que en las decisiones que va tomando pueden equivocarse y ayudarles a revisar si la decisión fue certera o no fue certera.

Guía de participación para niñas y niños, UNICEF

¿Y qué?, ¿solo los adolescentes pueden participar?, pues fíjate que no, también las niñas y los niños lo pueden hacer opinando en aquéllas cosas que les afectan, al ser escuchados y tomados en cuenta, al poder jugar con sus amigos, cuando se les reconoce su derecho a usar su lengua materna y a expresar sus afectos, incluso cuando las niñas y los niños eligen su forma de vestir, están participando en la construcción de su propia vida.

Papá, mamá, abuelos, maestros, adultos, las niñas y los niños son personas inteligentes y completas y aunque es verdad que necesitan de un cuidado, acompañamiento y orientación, no quiere decir que sean incapaces de participar en la vida, en su vida.

Por eso te recomendamos consultar la Guía de participación para niñas y niños, publicada por el Sistema Nacional de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes del Instituto Nacional Electoral (INE) y UNICEF México.

Guía de participación para adolescentes, UNICEF

Papá, mamá, maestras y maestros, abuelos y abuelas, todos los adultos de México escuchen con atención, ¿se han dado cuenta que cuando hablamos de los adolescentes es para quejarnos de que no se comportan como adultos?, les pedimos que participen, que opinen, que den soluciones, pero cuando opinan y deciden no los dejamos actuar porque pensamos que son inmaduros y de soluciones simplistas.

Que contradicción pedirles que participen y no dejarlos actuar, es como decirle a un pájaro que no vuele y al sol que no brille. Por eso, el INE, SIPINA y UNICEF México, colaboraron para crear la Guía de participación para adolescentes, en donde se afirma lo siguiente: La vida social de todas las personas, incluidos los y las adolescentes se construye mediante acuerdos, decisiones y diálogo.

En este sentido, la participación se expresa formando parte de algo y mediante el interés, la reflexión y la toma de decisiones para llevar a cabo acciones para lograr objetivos comunes, y no creas que la participación de las chicas y los chicos queda en las cuatro paredes de su casa. Fíjate, tienen derecho a participar con las personas con las que viven, en la escuela, en la comunidad, en la decisión de lo que quieren hacer con su tiempo libre, en los medios de comunicación, en el cuidado de su salud y en su seguridad.

La virtud de esta guía de participación para adolescentes, es que nos invita a no dejar que los chicos y chicas se queden callados y quietos. Pidamos y escuchemos su opinión, hagamos que se involucren, promovamos su participación y veremos todo lo que los y las adolescentes aportan a nuestra sociedad

Hijos: Mejores ciudadanos

¿Qué podemos hacer para que nuestros hijos e hijas sean buenos ciudadanos?, ¿cómo les podemos enseñar a que independientemente de su clase social y lugar de nacimiento, se sientan orgullosos de poder participar como ciudadanos? Muchas veces, los adultos creemos que a los niños, niñas y adolescentes les faltan valores y amor por su país.

Pensamos que, si tuvieran valores cívicos como los tuvimos nosotros, entonces, en México la vida sería diferente. Creemos que los valores cívicos se refieren a no arrojar basura en la calle, a decir buenos días o buenas noches a las personas mayores, a no interrumpir las pláticas de los adultos, a respetar el mobiliario urbano y el de la escuela, en fin, damos por hecho que los valores cívicos son las prácticas que pueden ayudarnos a tener una vida mejor.

Sin embargo, y haciendo una reducción muy simple, los valores cívicos no se refieren solo al seguimiento de reglas y derechos, así como tampoco se reduce todo al seguimiento de la ley por miedo al castigo. Necesitamos hijos e hijas que participen en su sociedad y en su familia, que puedan aportar soluciones para su comunidad y su país.

¿Qué dices?, ¿te interesa ver lo que puedes hacer con tus hijos e hijas para ayudarlos a ser mejores ciudadanos?

Red por los Derechos de la Infancia en México, REDIM

La REDIM tiene diversos ejes de acción que se encaminan a garantizar que tanto niños, niñas y adolescentes conozcan, ejerzan y respeten sus derechos. El grupo de participación REDIM es un grupo de comunicación para adolescentes para participar en diversos temas que los involucran.

En el REDIM hablan sobre los temas de los derechos de los niños. Red por los Derechos de la Infancia en México es una red nacional, donde se tocan temas de impacto que afectan principalmente a niños, niñas y adolescentes.

Se hacen presentaciones de diversos temas como la equidad de género para involucrarse en decisiones del propio entorno y libertad de expresión. En México no es muy común que los adultos le pregunten a los niños su punto de vista.

Programa completo

Escribe un comentario